Del 30 de agosto al 1 de septiembre se realizará en el parque Los Caobos, en Caracas, la tercera edición del festival El Convite, un encuentro de creadores que en esta entrega se compromete a poner a dialogar las bellas artes con la cultura callejera, para ofrecer al público una experiencia recreativa integral.

La productora general del evento, Melissa Montes, explicó que este año la fiesta –iniciativa de un grupo de artistas y creadores para promover las artes en los espacios públicos– estará enfocada en ser plataforma para el talento nacional y que además de las presentaciones culturales también habrá exposición de emprendimientos.

“El festival se pasea por todas las áreas, desde las más tradicionales del arte como la pintura, la música y el teatro, hasta las nuevas tendencias como el grafitti, el parkour en lo deportivo, emprendimientos en cuanto al diseño, gastronomía, innovación, porque siempre tratamos de diversificar la propuesta”, detalló.

Dijo que durante los días que dure la fiesta, el parque estará abierto desde las 9:00 de la mañana hasta el amanecer, ofreciendo actividades simultáneas y muy distintas entre sí, para complacer a todos los públicos.

“El festival atiende una cantidad de público completamente heterogénea, de edades, de estilos y formas de pensar. Lo que buscamos es generar un espacio al que puedas asistir en familia o con tus panas, y puedas estar ahí desde la mañana. Y mientas en un extremo del parque está sonando un grupo de salsa, en otro está una banda de rock y en uno de los locales está un rapero. Esa es la diversidad que busca el festival para ofrecerle al público una real ruta cultural integral”, puntualizó.

Sobre la estructura de la fiesta, Montes expuso que estará dispuesto en estaciones, algunas de las cuales tendrán presencia por primera vez en el festival. Por ejemplo, una será de arte y modificaciones corporales, con artistas del tatuaje, del body paint, perforaciones, así como innovadores nacionales que fabrican agujas, tintas, máquinas artesanales para tatuar, entre otros. También talleres y conversatorios en esa rama.

Otra parada se llamará Zona Verde, con yoga, pilates, jugos verdes y otras actividades para promover un estilo de vida saludable. Asimismo, habrá una carpa de circo que de mañana tendrá espectáculos para grandes y chicos y en la noche será un after party electrónico de temática circense con estética retro.

Sobre lo retador de organizar un evento de estas características en medio del contexto económico que vive Venezuela, la productora del festival afirmó que solo es posible gracias a los aliados de la cultura en todos los sectores.

“Comenzamos haciendo un festival en mitad de la guerra mediática y no convencional a la cual nos hemos visto sometidos, lo cual triplica el esfuerzo, desde nosotros los organizadores y todos los involucrados, incluso el talento, hasta del mismo público porque el tema de movilizarse de un espacio a otro cada vez es más cuesta arriba. Pero nuestra bandera de lucha es demostrar cómo el arte y la cultura sirven como arma de transformación, así que luchamos con eso, codo a codo con muchísimos aliados que nos han estado apoyando”, aseveró.

El año pasado El Convite tuvo una asistencia superior a 30 mil asistentes y este año el evento espera superar esa marca. Para ello, poco antes de la inauguración se anunciará el cartel de artistas que formará parte de la programación, y su equipo promete que la alineación complacerá a todo tipo de concurrencia.

Sobre actividades fuera de Caracas, dijo que hasta ahora solo están confirmadas “fiestas relámpagos” en Zulia y Cojedes.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado