Si, así como lo lees, una discoteca en los Países Bajos dio nuevamente la bienvenida a los invitados que anhelaban el sabor de la vida nocturna, con una excepción: solo puedes bailar sentado. El club, Doornroosje, que se traduce como “La Bella Durmiente”, reabrió sus puertas después de ser cerrado temporalmente debido a la pandemia del coronavirus.

El club, exigió a los invitados disfrutar sentados en sillas, separadas  a 1,5 metros de distancia de acuerdo con las pautas de salud pública del país, solo se permitió el acceso de 30 personas, línea limite en reuniones. El evento contó con ocho sets de DJs y músicos, y cada set duró 20 minutos. Las entradas para el evento, tuvo un costo de  10 euros por persona.

La encargados del club a través de una entrevista a los medios locales de la ciudad que su intensión es empezar a tomar espacios y entretener  con algún de música.

 “Parte de esto también es una declaración de cómo esta nueva normalidad cambia la escena de la vida nocturna,  planeábamos dejar que los invitados bailaran de pie y con la distancia correspondiente, pero los funcionarios del gobierno nos ordenaron colocar sillas en la pista de baile…  Es parte de probar nuevas ideas para ver qué es posible en lugar de esperar a que esto pase, y fue muy divertido, hubo caras felices después de 20 minutos”.

Doornroosje también compartió versiones virtuales de su reciente sesión de baile al estilo de distanciamiento social en Facebook.